Un hombre a una máquina pegado

Richard M. Stallman en el Paraninfo de la UCLM
Richard M. Stallman en el Paraninfo de la UCLM (marzo 2011).

Richard M. Stallman, el excéntrico fundador del software libre y GNU, visitó Ciudad Real el miércoles para dar una conferencia multitudinaria en la que defendió sus tesis acerca del software y la libertad. De una forma amena y sencilla explicó a las más de mil personas que abarrotaban en Paraninfo de la UCLM en qué consiste eso del software libre y cómo las empresas de software privativo coartan nuestra libertad individual. En cualquier rincón de la Red se puede encontrar algún vídeo con sus conferencias, por ejemplo, esta que impartió en la Universidad Politécnica de Madrid hace tres años.

¿Y qué es eso del software libre? A grandes rasgos, y utilizando una célebre cita de George Bernard Shaw, se puede resumir en que “si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana y las intercambiamos, entonces ambos aún tendremos una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo otra idea y las intercambiamos, entonces ambos tendremos dos ideas.” En ese ámbito de cooperación se mueve el software libre dado que permite realizar copias de los programas y distribuirlas, así como fomenta la libre modificación del código fuente de los programas y su posterior redistribución.

Sin embargo, las empresas que apuestan por el software privativo (Apple, Microsoft, Oracle,…) creen que si tienen una idea, en vez de intercambiarla, es preferible venderla; más aún, venderla a cada una de las personas que la quieran impidiendo la libre distribución de sus programas. Y bajo ese paraguas establecen su modelo de negocio. ¿El mayor inconveniente? Sus malas artes a la hora de convertirse en imprescindibles en la sociedad atacando aquellos puntos más vulnerables como son, por ejemplo, las escuelas y los países empobrecidos. En estos casos, ofrecen de forma gratuita su software para crear dependencias intelectuales en los niños o las personas empobrecidas.

¿Y por qué el software privativo coarta tu libertad individual? Porque llega un momento en el que las grandes empresas llegan a ser las propietarias de tu propio ordenador gracias que su software privativo (malware para Stallman), en algunas ocasiones, tiene objetivos fraudulentos. Por ejemplo, puertas traseras en Windows que permiten a Microsoft acceder a tu propia información o cláusulas que restringen incluso el uso de ciertos programas recortando tu libertad de expresión. Y muchos más asuntos que se escapan al ámbito de este post, como la sucia táctica de Amazon de retirar el libro 1984 de su tienda electrónica; sí, ese que habla del Gran Hermano y de un Estado omnipotente que dirige la vida de las personas, ¿no hablábamos de recortes en libertad?

¿Hasta dónde llega nuestro sentimiento de esclavitud si las cadenas que nos atan son invisibles?

Esta entrada se publicó el día 17-March-2011 a las 6:08 pm y está clasificada en las categorías actualidad, informática. Puedes suscribirte a los comentarios de la entrada a través del lector RSS 2.0 y puedes introducir un comentario.

6 comentarios

  1. El uso del software privado convierte a un gobierno, o un país, en tecnológicamente dependiente, y eso es, en mi opinión, lo más grave de todo este asunto. Todos hemos visto las consecuencias que este mismo hecho tiene en la dependencia energética; necesitamos nuestro chute diario, ir al camello, para que nos suministre nuestra dosis. El camello, quizás, un día le de por subirte el gramo el doble. Entonces, ya no te llega y tienes que pedir dinero prestado, te endeudas con uno y te endeudas con otro, mal camino amigo…te buscas la ruina.

    No hay una legislación sobre el desarrollo de software. Todos podemos hacer software. Soy de la opinión que la filosofía de “software libre” es la que más ventajas aporta a la sociedad y la que no crea dependencia tecnológica y es la que marca el camino de ley.

    Hasta aquí todos de acuerdo, pero vamos a ser claros, vamos a quitarnos la venda y vamos a explicar todo el negocio. Existe una cosa, que se llama hardware y que si es privado, todo se patenta y de eso nadie habla. ¿Qué sentido tiene apoyar el software libre cuando este se ejecuta con hardware privado?. Porque si abrimos los ojos y miramos hacia abajo y vereís cómo y con qué medios se obtienen el Coltán. Que para que se me entienda, es el petróleo tecnológico (ya estamos otra vez, lamentablemente). De hecho, leí de fuentes serias «El Coltán supera en importancia estratégica al petróleo». Pero claro el abanderado barbudo lleva un portátil sobre sus rodillas, habla de software libre pero omite los detalles, habla de libertad, pero se deja cosas en el camino. Quizás lo que digo no tiene razón de ser, y la burla hacia el no es merecida y excesiva, pero no hablo de razones sino de sentimientos, es algo visceral, y es una opinión personal extrema que me sale cuando veo la pasarela de unos y otros, porque ambos necesitan al camello.

    Que no os engañen, vamos a tener dependencia tecnológica. Es evidente que el software libre lo atenuara porque es la punta del iceberg, el resto es hardware. Y ya sabemos cuánto hielo hay debajo del agua, muchísmo.

    Cheers!

  2. Desde mi punto de vista, el hardware no es el problema. Existe un problema de copia y modificación del hardware por parte del individuo debido a que se trabaja con átomos y no con bits. Además, el hecho de sea un bien tangible impide que puedas compartirlo con tu vecino y seguir disfrutándolo a la vez.

    En el caso software libre, y de sistemas operativos libres en particular como GNU, se permite trabajar con hardware de base muy diferente con los mismos resultados finales, por lo que la dependencia tecnológica se disipa (siempre podrás ejecutar tu caja GNU sobre diferentes computadores, por lo que el tema no es tan espinoso).

    Creo que nos conviene que todo bien intangible sea libre (conocimiento, cultura, software…). Naturalmente debemos apoyar igualmente la liberación de hardware, pero no creo que sea la base del iceberg, al contrario, es muy poco significativo en términos globales.

  3. Señor Carlos. La química es parte del conocimiento también, es un bien intangible. Pero no por eso, los tíos de Danone tienen que explicar como han conseguido sus yogures que te hacen bajar el colesterol en pocos días. No lo explican porque hay unas inspecciones sanitarias que certifican que ese producto final, que fue desarrollado con unas técnicas químicas concretas, y que no tienen porque ser dadas a conocer, no te van a producir problemas de salud.
    Si extrapolamos esto a productos software (productos que el consumidor final utiliza, no hablo de softwate de investigación, porque creo hay que distinguir entre software para desarrollar y software como producto final), todo producto que llevará software debería ser inspeccionado y se debería certificar que no producirá ningún daño a tu equipo, que no contiene programas espías, ni cosas raras, etc, etc. Decia lo de software como producto, porque el software en el contexto de la investigación si que debería ser publico, igual que lo son las investigaciones sobre química, bueno algunas, ya se sabe que hay empresas con investigaciones privadas cuyos resultados no ven la luz.
    Tú y yo sabemos que las inspecciones son posibles y necesarias, y que no se hacen por los vacíos legales que hay en cuanto a desarrollo y tecnología. Nuestra profesión no esta reconocida legalmente. Como ya dije, si sabes programar puedes hacer software. Todos pueden hacer software. Alguien al principio puede no encontrar relación, pero si que la tiene.
    Se necesita leyes que controlen el desarrollo de software. Veo mas prioritario eso que el software libre. Entonces si tu estas certificado para hacer software, tu software pasará su inspección y garantizará que ese software es “bueno” y puede ser empleado por el usuario final.
    En definitiva no es un asunto fácil, pero necesita solución urgente.
    —-
    Sobre lo del hardware, yo no creo que el hardware sea poco significativo desde el punto de vista de la dependencia tecnológica, que es como ya dije mi principal preocupación.
    —–
    Quiero decir también que no sigo el movimiento software libre en modo “fan”, he leído poco y no puedo dar razones basadas en conocimiento si no en mi sentido común que puede estar equivocado, como todo hijo de vecino

    Cheers!

  4. Estimado “3 in the room” (no conozco su verdadero nombre, caballero, aunque veo que Vd. sí me conoce a mi).

    No me queda claro si estás justificando el control de la calidad del software o no. Por mi parte, naturalmente que me preocupa si hay “puertas traseras” o no. Sobre todo en software que se ejecuta en la administración pública (software que maneja nuestros datos). Y la única forma de hacerlo, es mediante software libre. No hay forma de comprobar si el ejecutable del WinXP que se ejecuta en la mayoría de los ordenadores de al admin. pública se corresponde con algún código fuente secreto que sólo M$ controla. Eso me preocupa, y no, no hay forma de que hagan pruebas de verdad que verifiquen que está libre de puertas traseras salvo que se tenga acceso al código fuente.

    Es mucho más crítico garantizar la libertad que la calidad. La calidad viene sola, y va a sociada al éxito del software (léase número de programadores involucrados en el proyecto) y a la inversión que se quiera hacer. Como dijo Stallman de forma muy honrada: no podemos garantizar que nuestros programas estén libres de errores, no podemos garantizar que funcionen siempre bien, pero podemos garantizar la libertad del usuario, y eso tiene que estar por encima de todo.

    Se me ocurren infinidad de casos donde el software privativo puede causar graves problemas a las instituciones que los usan (ya están causando problemas), además de la extorsión que tenemos gracias a su uso.

    Salute! - Carlos.

  5. Al hilo del debate sobre la “calidad” del software, me hizo gracia lo que comentó Barahona en la charla introductoria. Venía a decir que era inexplicable que proyectos de software libre que a) eran desarrollados en zonas muy diferentes del planeta b) por gente que ni se conocía ni compartía idioma y c) que no seguía ningún tipo de metodología de desarrollo pudiesen llegar a tener éxito y generar productos de calidad. De forma irónica, Barahona incluso comentó “o será precisamente por no seguir una metodología de desarrollo software por lo que se alcanza la calidad.” :)
    Y la verdad, 3intheroom, es que, como dice Carlos, no se puede “inspeccionar” un producto software sin analizar su código fuente, lo que necesariamente implica que, al menos, sea de código abierto. O quizá no te hayamos entendido bien…

    Un saludo a ambos, informáticos de la esi! xD

  6. Hola, dios me libre de hablar de Calidad…eso es para los superheroes…. los ‘ISOS MEN’

    Mateo, yo decía de inspeccionar el código fuente, …pero no se, este asunto es muy complicado, ya me perdio…no me quedan mas palabras hoy, mañana será otro dia…

    Cheers!

Opina

Los campos en negrita son requeridos. La dirección de correo electrónico nunca se publica o distribuye. Se permite código HTML. Los comentarios indebidos u ofensivos en algunas ocasiones son eliminados.

    personal

    interesantes

    blogueros

  1. comentarios recientes

  2. flickr

    Los BarruecosSanto Domingo "de la Calzada"Río Ebro regando viñasVinoOrbea Master AlmaAlmost flying...
  3. entradas anteriores

  4. categorías