Ejército Enemigo

Braguitas de novela

“Un pie en el barro y el otro en el cuento de hadas. El ciudadano se ignora a sí mismo.”
["Ejército enemigo", Alberto Olmos]

Supongo que Alberto Olmos lo primero que hizo fue coger una libreta y empezar a pensar en los temas más rabiosamente actuales. A ver, las ONG, sí, con su solidaridad muchas veces mal entendida. A ver, la publicidad, sí, que nos rodea y abruma con cada vez técnicas más disparatadas. A ver, la ciudad y los barrios empobrecidos, sí, que así da pie a hablar de la despersonalización, de la globalización por la variedad de colores de piel, de la falta de identidad. A ver, internet, sí por supuesto, para explicar los procesos de comunicación modernos, internet como extensión de nosotros mismos, y la peligrosa privacidad que se nos esfuma entre el cobre de la Red. A ver, el capitalismo, sí claro, que con la crisis da mucho juego. A ver, la pornografía, sí, que tiene una relevancia social tremenda desde su ostracismo (y bueno, porque el autor se confiesa un gran fan del porno). A ver, mmm, bueno, no se me ocurre ningún otro asunto tremendamente actual, con estos tengo bastante.

Y cuando Alberto ya tenía todos los temas, se le ocurrió una idea para combinarlos y que quedase coherente que es tan in que parece off: parecer rabiosamente incorrecto. Sí, eso que está tan de moda ahora en las entrevistas y que consiste en criticar lo políticamente correcto. Pasarse al lado oscuro pero sin la calefacción demasiado alta y con cerveza. Y así hilar un grito de inconformismo que se plantea los cimientos de la solidaridad moderna y de lo molón que queda muchas veces donar sangre, ir a una mani, no insultar a quién se cuela en el súper y donar un dinerillo para las eventuales grandes catástrofes naturales. Y a vivir.

¿Algo que resaltar? Pues sí, porque la verdad es que se trata de un escritor joven con ideas elaboradas, bien expresadas, y que casan bien en el guión de esta novela “obscenamente actual”. Durante la lectura pensaba en cómo se interpretaría su argumentación pasado el tiempo:

“Me gusta que mis expectativas de éxito sean casi indistinguibles de mis posibilidades de fracaso.”

“Todo anuncio es un anuncio de un anuncio.”

“Yo era normal, como ahora, de esas personas que hacen girar el mundo. Vamos, que trabajan y consumen, sin gilipolleces.”

“¿La solidaridad? ¡Oportunidad de negocio! El capitalismo aplicado a un sector en auge: la culpabilidad.”

“¿Mañana hay mani? ¿Quién se toma en serio una protesta que se hace el domingo por la tarde? ¿Quién hace algo en serio los domingos por la tarde? Dime dónde estás los lunes y te diré por qué el sistema funciona.”

“internet nos dejó sin intimidad, pero nos había dado en compensación un nuevo derecho: el de permanecer.”

Y mucho más en una novela, en general, aconsejable para estudiar la solidaridad actual. Para que nos planteemos los cimientos de los procesos de sensibilización, concienciación, acción social, o como quiera llamarse. Para hacerse más fuerte una vez cuestionado el sentido de la movilización.

Esta entrada se publicó el día 27-October-2011 a las 5:00 pm y está clasificada en las categorías actualidad, literatura. Puedes suscribirte a los comentarios de la entrada a través del lector RSS 2.0 y puedes introducir un comentario.

6 comentarios

  1. Me gusta, me gusta… ¡habrá que buscarlo por Hardvarcete! La frase de la “mani” es demoledora… ¡me la quedo!

    Saludos cordiales.

  2. “lo molón que queda muchas veces donar sangre, ir a una mani, no insultar a quién se cuela en el súper y donar un dinerillo para las eventuales grandes catástrofes naturales. Y a vivir.”

    Me ha gustado esto aunque yo soy así. Y me siento bien después de donar sangre, o de ir a una mani, o por ser de greenpeace… QUé asco doy.

    : )

  3. Miguel, seguro que lo encuentras en Herso o la Popular porque el libro se está vendiendo bien.

    Esther, lo preocupante y/o asqueroso no radica en actuar en esos momentos puntuales porque cualquier intervención social ha de ser forzosamente bienvenida, sino que esas acciones se conviertan en la fachada de una vida despreocupada, capitalista y egoísta. Usease, vender lo que no se es, y además de forma consciente, como si pretendiéramos engañar a alguien (pero, ¿a quién queremos engañar? ¿quién nos juzga?). Ah! Y sé que no te das asco xD

  4. [...] la ciudad sin cines, La buena vida, Ladridos crepusculares, Solodelibros, El naúfrago digital, Gin Soaked Boy, La hora del lobo, Babelia, Ámbito Cultural, Revista Tiempo,  Viaje alrededor de una mesa, [...]

  5. No deberías ser tan fan del porno, que como sigas así te quedarás ciego
    http://www.youtube.com/watch?v=ES1fSka0-OI

  6. [...] sobre la pobreza publicado en mayo. Aquí ya se habló de Alberto Olmos en 2011 por su novela Ejército Enemigo y, desde entonces, lo seguimos, primero en su blog Hikikomori y ahora en su irreverente Mala Fama [...]

Opina

Los campos en negrita son requeridos. La dirección de correo electrónico nunca se publica o distribuye. Se permite código HTML. Los comentarios indebidos u ofensivos en algunas ocasiones son eliminados.

    personal

    interesantes

    blogueros

  1. comentarios recientes

  2. flickr

    Los BarruecosSanto Domingo "de la Calzada"Río Ebro regando viñasVinoOrbea Master AlmaAlmost flying...
  3. entradas anteriores

  4. categorías